Últimos temas
» Pide cita.
Lun Sep 07, 2015 6:09 pm por Harry Styles

» Petición de personajes cannon.
Jue Ago 27, 2015 4:50 pm por Directora Darcey

» ▲ Personajes cannon.
Jue Ago 27, 2015 4:47 pm por Directora Darcey

» ▲ Ambientación.
Jue Ago 27, 2015 4:36 pm por Directora Darcey

» ▲ Descripción de los grupos.
Jue Ago 27, 2015 4:34 pm por Directora Darcey

» ▲ Role rules.
Jue Ago 27, 2015 4:32 pm por Directora Darcey

» ▲ Madness' rules.
Jue Ago 27, 2015 4:31 pm por Directora Darcey

» ▲ General rules.
Jue Ago 27, 2015 4:30 pm por Directora Darcey

» Escuela de Fantasía [Cambio de botón + confirmación]
Sáb Dic 06, 2014 11:39 am por Invitado

Hermanos
Directorios
Afiliados Élite
Créditos
Contenido del foro «Madness Reformatory RPG», tanto subforos como redacción de las normas, ambientación, trama, entre otros por Directora Darcey. Diseños gráficos por Lilith Eastwood. Gracias a DeviantArt, WeHeartIt, Tumblr, entre otras páginas por las imágenes. Gracias a los respectivos creadores de las tablillas que utilizamos. Tablilla hecha por Hardrock de Savage Themes. No copies, sé original.

Lilith Eastwood ID.

Ir abajo

Lilith Eastwood ID.

Mensaje por Lilith Eastwood el Lun Oct 20, 2014 1:43 pm


Lilith Eastwood
17 Años
Miley Cyrus
Alumnos
Heterosexual
Personalidad
¿Cómo describir a Lilith Eastwood? Es realmente fácil equivocarse si tratas de descifrar cómo es ésta adolescente. Si la conoces de vista, probablemente la tacharás de lunática, rara y excéntrica. Quizá en algo tengas razón porque Lilith se comporta de dicha forma desde que pisó Madness Reformatory por primera vez; ha utilizado este comportamiento como coraza para protegerse del extraño mundo que es Madness. Desde su llegada, supo que si mostraba su verdadero ser como persona, sería el punto de mira por no tener el comportamiento propio de un condenado en un reformatorio. Decidió mostrarse cambiante, no dar a conocer sus pensamientos: No dejar que la derribasen allí dentro. Probablemente, si te cruzas con Lilith por los pasillos del reformatorio, o en el comedor, podrás comprobar que no es como el resto. Disfruta de las miradas confusas que dejan rastro tras su paso, le comenzó a gustar la sensación de dejar a los alumnos de Madness aturdidos con cada acción que realizaba.

Cada mañana, desea a su compañera de habitación las buenas noches; cada noche, se despide con un cortés "buenos días", obteniendo una negación de cabeza y un bufido como respuesta. Suele caminar dando pequeños saltitos, a diferencia del resto, que vaga por el reformatorio cual alma apesadumbrada; cuando ve alguna cara conocida, le dedica una mirada venenosa, sin embargo, cuando se cruza con un desconocido cualquiera, se acerca alegre a darle un efusivo en la mejilla y sigue caminando con falsa alegría. En más de una ocasión ha deseado tener a mano una ballesta para cargarse a más de uno, pero en cambio, les dedica sonrisas, dejando a todos desconcertados; Lilith embellece sus palabras cuando deja clara su opinión sobre sus compañeros, dejando ver que odia a más de la mitad pero cuidando su vocabulario para utilizar una técnica que ella misma ha denominado "matarlos con amor", que consiste en dejar caer la más cruel y pesada de las verdades camuflando su opinión más fría en forma de consejo y acompañándola de una palmadita en el hombro y una marcha alegre con sus característicos saltitos; con  lo que todos, absolutamente todos, saben la opinión que Lilith Eastwood tiene sobre ellos.

Así misma, antes de su llegada a Madness, se consideraba una inadaptada social, y no se cargaba la culpa de ello, si no que se la devuelve a los demás. Nunca se ha cansado de criticar la sociedad, aún sabiendo que ella forma parte de ésta. Quizá por eso la filosofía siempre ha sido algo que le ha fascinado, porque odia en qué se está convirtiendo el mundo. Este pensamiento se intensificó desde su primer segundo en Madness Reformatory, nada del lugar le transmitía buenas vibraciones.

Lilith es una persona observadora, y quizá demasiado. Siempre ha sentido curiosidad en saber el por qué de las cosas, pero antes ha debido ver qué cosas quería averiguar. Junto a esto, también habría que decir que es una chica nerviosa y perfeccionista en cuanto al trabajo, siendo, sin embargo, una persona totalmente tranquila respecto a lo demás. Siempre ha pensado que cada cosa se hace a su tiempo, y pone todo su esfuerzo en cada tarea que hace. Es competitiva y le gusta superarse a sí misma, siempre busca nuevas metas y retos, los cuales cumple con toda su ilusión y con el sacrificio de duro trabajo y una muy dura también, auto-crítica.

Es una persona totalmente distinta cuando está junto a gente que le importa (relativamente poca si quizá la comparas con tu grupo de amigos y familiares). Se convierte en una chica más bien risueña, aunque nunca pierde su punto de seriedad, es decir, no llega a ser una loca que ríe todo el tiempo como puedes ver que es con cualquier estúpido que ronda por Madness. En esto influye que tiene un muy reducido grupo de amigos, lo cual lo hace ser más reservada y electiva con el resto de personas, y cuando está con ellos parece otra chica realmente distinta. Es bromista, también tiene sus piques cariñosos con algunos de sus amigos y le agrada estar a gusto con las personas a las que quiere. Muy pocas personas tienen la oportunidad de poder conocerla, de hecho, se pueden contar con los dedos de una mano y muchas menos, aventurando a decir una única persona, sabe qué oscuros secretos y pensamientos pasan por su mente.

Sabiendo todo esto, aún sigues sin conocer a Lilith Eastwood, no hasta que sepas cómo es la chica enfadada... Más te vale no saberlo nunca de primera mano. Cuando la joven se enfada, se desquita con lo primero que sus ojos divisan. Innumerables veces se la ha visto arremeter contra una pared hasta que sus nudillos comienzan a sangrar, y aún así sigue durante un buen rato, acabando sentada en el suelo con la mirada en perdida. Gritos, maldiciones, palabras malsonantes... Y el dibujo es uno de sus métodos de escape, pero no consigue callar sus demonios interiores hasta apaciguarles completamente, sólo los controla, sabiendo ella misma que si no devora a sus demonios, ellos la devorarán a ella.

Tiene escondidos bajo su viejo colchón en Madness sus dibujos; dibujos donde aparecen Darcey y distintos alumnos del centro y no precisamente muy favorecidos, sino que los dibuja entre oscuridad y sombras, miedo y terror, reflejando así su propio miedo de estar encadenada a Madness, de estar a disposición completa de Darcey Maleficent y no tener ningún poder en su mano para evitarlo. Y la verdad es que si Darcey no acaba con ella, ella misma lo hará.

Lilith es trabajadora, constante, parcialmente ejemplar y sarcástica. Nunca esperes un comentario que ella no considere correcto, es de las personas más auténticas que puedes encontrarte. Sus ojos y sus palabras solían un espejo de su ser, pero claro, ahora también los espejos pueden modificar la imagen original para distorsionarla a su antojo y reírse de ti, que es lo que encontrarás en sus ojos azules actualmente: Desconfianza, desprecio y burla.

Ha conseguido mantenerse neutral en ocasiones en las que cualquiera estaría perdido y angustiado, sin saber qué hacer. Es fuerte y frágil al mismo tiempo; fuerte porque se mantiene firme en las situaciones más duras y frágil porque por dentro está rota, es un puzzle donde las piezas son de distintos rasgos y ni siquiera ella sabe cómo unirlas, sino que intenta aparentar que lo hace.

No pierde la cabeza por problemas cotidianos, sino que pasa horas reflexionando sobre sí misma y sobre cómo desea ser, sin obtener resultados.

Gustos: Leer un buen libro, así que es probable que te la encuentres leyendo alguno, ya que lee muy frecuentemente. Especialmente es amante de la literatura de terror, aunque no hace ascos a una novela rosa o un libro con aventuras, todo es bienvenido mientras tenga un buen argumento.

Adora conocer nuevas culturas y personas de países extranjeros.

Adora el arte, ama dibujar e interpretar obras artísticas a su antojo, disfruta de la expresión y la libertad que el arte representa.

La música más que un gusto, es algo que ama, que adora. Si te acercas a las estanterías de su habitación, no solo verás libros geniales, sino que CD's increíbles. AC/DC, the Rolling Stones, Scorpions, A Day To Remember, the Pretty Reckless, etc... La lista es muy larga, con artistas como los anteriores mencionados, aunque también hay algún que otro CD de música clásica y pop de los 90.

Fumar, y no tiene que ser especialmente tabaco.

Disgustos: Odia el egocentrismo, el narcisismo, la vanidad y el afán de sentirse superior a los demás en las personas, no soporta conversar con alguien que posea cualquiera de las cualidades ya mencionadas, por el simple hecho de que las considera tan insoportables que ignora su simple y desechable existencia.

La injusticia le repatea en lo más profundo del estómago, odia que cualquiera por el hecho de tener dinero, caché o cualquier tontería, pueda hacer que su palabra o sus actos sean más válidos que los de otro sin lo mencionado.

La gente indiferente hacia los problemas obvios. ¡No los soporta! Los que responden al hambre en el mundo y a la pobreza con un simple "no es mi asunto, que lo haga otro con más dinero", le hacen morderse la lengua para no soltar una estupidez con poca educación.


Historia
Demetria StewartViva, 44 años ▲ La relación entre madre e hija fue buena hasta la desaparición de William, ya que Lilith cambió radicalmente. Dejó de ser la niña más risueña para ser rebelde, desobediente y testaruda. Las discusiones entre ambas eran cada vez mayores, llegando a las manos en múltiples ocasiones. Más de una vez Lilith había amenazado con escaparse de casa hasta que llegó la definitiva, la que tuvo como consecuencia su estancia en Madness Reformatory.
William EastwoodDesaparecido a los 43 años, actualmente 48 ▲ William era un buen padre; tierno y divertido. La familia solía salir a pasear los domingos, cuando William tenía el día libre. Siempre había tenido una relación especial con Lilith, que poco a poco fue disminuyendo cuando las peleas con Demetria se hicieron más frecuentes. Su partida, cuando Lilith apenas tenía doce años, tuvo repercusiones en el comportamiento de Lilith y su vida en general.

HISTORIA: Lilith Eastwood, hija de William Eastwood y Demetria Stewart, nació en un frío invierno de Nashville, Tennessee. En el momento de su nacimiento, sus padres estaban bajo el punto de mira por haber traído a una niña al mundo sin estar unidos en matrimonio. Bien poco les importó a los jóvenes enamorados si su hija nacía criticada por una estupidez tal y como era aquella, ya que ambos la criaron con todo lo que sus manos trabajadoras les permitieron y más. Siempre buscaron lo mejor para su pequeña Lilith, cuyo nombre no había sido más que la retahíla de una anciana que presumía de una nieta tan hermosa; la abuela de Lilith había buscado que su nieta destacara, de dicha idea surgió tan original y extravagante nombre.

La familia alardeaba de felicidad y unidad, y motivos les sobraban, la pequeña Lilith era dulce aunque avispada y vivaracha, y sus padres irradiaban orgullo. Siempre había que cuestionarse las cosas dos veces antes de contestar a una de las curiosas preguntas de la pequeña, que ansiosa buscaba el saber. Muchos conocidos habían felicitado a la pareja por la joya de hija que tenían.

No todo era perfecto, ya que todo lo bueno se acaba. Cuando Lilith apenas rozaba la edad de once años, cada día al llegar del colegio, tenía que soportar las aburridas y molestas discusiones de sus padres a pleno grito. Ya no eran una familia feliz, de hecho, estaban muy lejos de serlo. Esto provocó que Lilith fuese perdiendo la confianza en sus padres poco a poco, se oponía a la idea de compartir sus pensamientos con las personas a las que escuchaba gritarse groserías a cada segundo y echarse en cara cosas del pasado. Casi había perdido la confianza en sí misma, sumando a esto la confianza perdida que tenía en sus padres, hizo que su vida empeorase notablemente.

Un domingo, Lilith había invitado a sus amigas a pasar la tarde en casa; jugaban en el salón cuando William entró por la puerta con una botella de alcohol barato gritando idioteces mientras mencionaba el nombre de su madre. Lilith y sus amigas le miraban con los ojos muy abiertos, sin creer lo que veían. Demetria pronto apareció para llevarse a las niñas a la habitación de Lilith entre llantos y gritos. Horas después, sus amigas se habían marchado y su padre también. Con la diferencia de que por parte de sus amigas obtuvo burlas y por parte de su padre jamás volvió a obtener nada, ni siquiera una carta: Se había marchado para siempre.

Tras aquello, Lilith se había negado a hablar con su madre, de hecho, no le dirigió más de tres palabras en meses. Demetria decidió que sería una buena idea mudarse a Portland, así Lilith tendría un mejor futuro y no tendría que encontrarse con el padre que la abandonó jamás.

La pequeña ya tenía catorce años y la relación con su madre era pésima, con su padre nula y los amigos que tenía tampoco la tomaban mucho en cuenta, por lo que cuando tuvo una pareja, un chico llamado Harry, se alegró bastante. Creía tener a alguien que la comprendía, de hecho, la inició en el tabaco, las fiestas y las drogas, lo que para ella supuso una válvula de escape de las constantes discusiones con su madre. El chico, Harry, era tres años mayor que ella y frecuentaba lugares que cualquiera con la cabeza entre los hombros no pisaría. Lilith, ciega, creía en todo lo que él le decía, una mentira tras otra. Su vida era prácticamente una mierda y ella se ahogaba en una falsa esperanza, aferrándose a un falso amor.

Un fin de semana había decidido quedarse en casa, ya que Demetria estaba fuera. Se hallaba buscando un buen libro que leer cuando descubrió que uno de ellos contenía miles de cartas ocultas entre sus páginas, las cuales se esparcieron todas por el suelo cuando lo cogió entre sus manos. Pensando que serían tonterías de su madre, se agachó a recogerlas, pero cuando apreció que la letra era demasiado parecida a la de William, no dudó en recoger todas y dejar el libro en su sitio. Volvió a su habitación y se dispuso a leer todas las cartas, eran al menos veinte, todas de su padre hacia ella. La primera contaba con la fecha del día próximo al que se marchó, pedía disculpas, y en todas las siguientes las disculpas se hacían cada vez más y más extensas, junto a los "te echo de menos, pequeña" y los "te quiero tanto". Todas habían sido ocultadas por Demetria para que no las leyese, lo que hizo que se cabreara lo suficiente como para tirar todo al suelo y acabar con los nudillos ensangrentados. Su madre llegó a casa y la discusión comenzó caliente, hasta que Lilith estalló, Demetria también y ambas llegaron a las manos. Lilith, indignada, le gritó que se marchaba de casa y recogió todo lo que pudo en su mochila del instituto, marchándose con Harry, al que había llamado tras leer las cartas.

Aquella noche fue una locura, las pastillas que pasaban por su mano ya no tenían nombre para ella, los porros eran incontables y casi no recordaba su propio nombre. Harry le comentó que tenía que ir a resolver unos asuntos y no volvió durante horas, con lo que Lilith se quedó preocupada y salió en su busca junto a una amiga. A altas horas de la madrugada, Harry la cogía por los brazos y la zarandeaba, repitiendo que la culpa era suya; tras ello, su "amado" salió corriendo cuando las sirenas de la policía se escucharon a lo lejos, dejando a Lilith sola y confusa mirando a su alrededor, un cadáver a su lado.

Meses después, no hubo forma posible de demostrar que Lilith no había cometido ningún asesinato, únicamente la prueba de que ella se hallaba junto al cadáver llena de sangre. Con su madre repitiendo una y otra vez que negaba ser su madre y que olvidase tener una familia, entró a Madness Reformatory, con maleta en mano y cajetilla de cigarrillos en bolsillo.

Una vez en Madness, su comportamiento volvió a cambiar radicalmente, no debía mostrarse vulnerable, debía aparentar ser otra persona completamente diferente, por lo que decidió no confiar en ser ella misma. Conoció a un chico el cual parecía el tipo más insensible de todo el reformatorio, cuando en realidad resultó ser todo lo contrario. Junto a él, que había entrado a Madness un año antes que ella, había tenido largas conversaciones donde él le informaba sobre todo lo que sabía sobre Madness y Darcey. Curiosa y temeraria, se aventuró a investigar, necesitaba saber más.

Las escaleras de incendios se hicieron más transitadas para Lilith que los propios pasillos de Madness, ya que las utilizaba y utiliza en el presente para ir de un lado a otro: Al despacho de Darcey, bajar al patio trasero, etc. Generalmente, utiliza las escaleras de incendios para ir a lugares a los que no debería. Con el paso de los años en Madness Reformatory, ha llegado a cumplir los diecisiete, pero sabe que le quedan varios años más allí encerrada, aunque no sea precisamente legal, Madness es como un mundo aparte donde la directora Darcey es la que controla todo. En los tres años que ha cumplido condena en Madness, ha descubierto la existencia de la temida sala negra, cuyo conocimiento sobre ella únicamente comparte con su novio, rehúsa a compartir la información que a algunos puede asustar para no acabar ella castigada en la sala negra.

Ha descubierto que a la sala negra sólo van aquellos que tienen sospechas acertadas sobre su propia existencia y aquellos que son demasiado irrespetuosos y vacilantes con Darcey: tal y como ella se comporta. Teme ir a la sala negra, pero al mismo tiempo su curiosidad la acerca a tener un comportamiento que la obligue a acabar allí, a saber si puede salir de allí tan cuerda como llegó, desafiando así a Darcey. Ansia saber más, y sobretodo, saber cómo y porqué Darcey actúa de determinada manera y piensa como tal.

Odia Madness Reformatory, pero al mismo tiempo, es curiosa al respecto.
"Madness will change you"
avatar
Lilith Eastwood

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 18/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lilith Eastwood ID.

Mensaje por Directora Darcey el Lun Oct 20, 2014 4:35 pm

Aceptada en Madness Reformatory, puedes hacer los registros
avatar
Directora Darcey
Admin

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 23/07/2014

Ver perfil de usuario http://mreformatory-rpg.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.